Grupo Congalsa es una empresa centrada en la elaboración de alimentos congelados y refrigerados. Con una plantilla total de casi 500 personas y una facturación de más de 100 millones de euros, la compañía movilizó en 2020 un total de 24,5 millones de toneladas de productos en sus diferentes gamas.

Con sede en A Pobra do Caramiñal y una factoría en Portugal, Sulpasteis, está especializada en la elaboración de productos ultracongelados e inmersa en el lanzamiento de nuevas referencias para su marca para retail, Ibercook Fun Food. Además del mercado nacional, Congalsa tiene presencia internacional y opera en 35 países de cuatro continentes, con una cartera de global de 450 clientes.

1.¿Cuál es el valor añadido de vuestra actividad como empresa frente a otras?

La sostenibilidad es una premisa fundamental para Congalsa: un principio inspirador para nosotros y para el desarrollo de nuestra actividad. En este sentido, fuimos la primera empresa española en adherirnos a la red Sustainable Fisheries Partnership promovida por la joven y dinámica ONG norteamericana SFP, con el objetivo de fomentar la mejora de la sostenibilidad en el mercado de productos pesqueros. Tanto en el apartado de captura y producción como en el de la concienciación del consumidor final.

Hemos dado pasos firmes hacia la producción de alimentos más saludables, sostenibles y convenientes y hacia gamas de productos que puedan cubrir las sensibilidades de ciertos grupos de consumidores (gamas de producto sin gluten o sin alérgenos, entre otras). Todo ello, sin perder de vista nuestro objetivo fundamental, que no es otro que el de generar placer alrededor del consumo de cualquiera de los productos que fabricamos.

2.Habéis resultado premiados en la categoría de Innovación de los SEUA – Mindtech Awards por desarrollar un modelo de fábrica inteligente que permite la digitalización, análisis de datos, ciberseguridad y ecosostenibilidad ¿Qué supone para vosotros este premio?

Este premio supone un reconocimiento a una trayectoria de muchos años, al desarrollo y a la apuesta por convertirnos en una empresa innovadora referente en el sector. Supone también un impulso al proyecto de innovación y un reconocimiento a cada persona que ha participado y participa de todo el ecosistema del que forma parte la empresa, sea empleado, proveedor, partner o cliente con el que trabajamos de forma conjunta. Le da voz a todos los actores y protagonistas, que son muchos, y estamos plenamente orgullosos.

Congalsa ha realizado una contundente apuesta de cara a avanzar en la transformación digital y a instaurar un modelo de industria conectada. Liderar la industria 4.0 en el sector alimentario gallego y favorecer el desarrollo de un modelo de fábrica inteligente han sido ambos objetivos prioritarios en el marco de nuestro proyecto de desarrollo sostenible.

Para ello, en el año 2020 pusimos en marcha el proyecto Congals4.0 de forma conjunta con GRADIANT y con el apoyo de la Agencia de Innovación de Galicia dependiente de la Xunta de Galicia. Se trata de un proyecto enmarcado dentro del Programa de Industrial del Futuro 4.0 – Fábrica Inteligente, cofinanciado con fondos FEDER de la UE y que se desarrollará hasta el año 2022 .

3.¿Cómo puede vuestro modelo de fábrica inteligente abrir camino para otras empresas?

Un modelo de producción integral inteligente como el que estamos desarrollando en Congalsa 4.0 capaz de una mayor adaptabilidad a las necesidades así como una asignación más eficiente de los recursos, la implantación de controles de calidad continuos bien mediante técnicas de visión artificial, bien mediante otro tipo de sensórica y el análisis BIG DATA consiguen maximizar riesgos, incidencias y desperdicios y permiten extraer conocimiento para detectar acciones de mejora que realimentan y cierran el círculo, mejorando finalmente esa ansiada rentabilidad a priori difícil de calcular, pero también con mejoras en servicio, por ejemplo.

4.El sector alimentario es uno de las industrias en auge actualmente, ¿cuál es el futuro, qué retos clave se le presentan en los próximos años?

Se prevé que haya más cambios en los productos de consumo envasados en los próximos cinco años que los que ha habido en los últimos 50.  Y en medio de todo esto, el centro de negocio, que son los consumidores, ahora hiperconectados. Debemos ser conscientes de que ya no sólo fabricamos para el consumidor, sino que es él quien pide y define la fabricación.

Con el objetivo de afrontar todos los retos con la mayor eficiencia posible, la industria 4.0 en el sector de la alimentación es totalmente clave.

5.¿Qué rol va a jugar la digitalización en el sector?

La digitalización y la conectividad tienen de motor al dato, que con las tecnologías y los desarrollos adecuados se convierten en información útil y fundamental para tomar las mejores decisiones y de forma rápida, siendo por tanto claves en rentabilidad y mejora de servicio. Nos permitirá por tanto hacer frente a los retos comentados, permitiéndonos por ejemplo una adaptación rápida a las necesidades de nuestros clientes, empleados y del medio ambiente.

6.¿Cómo afrontáis la recuperación/reactivación en el nuevo escenario impuesto por el COVID-19? ¿Cómo creéis que se presenta el año 2021-2022 para la industria del metal y sus tecnologías asociadas en España en particular y en el Polo Ibérico en general?

Al estar enmarcados en el sector de la alimentación, nuestra empresa no sufrió tanto la crisis originada por la Covid-19, aunque sí vimos nuestras ventas resentidas en el canal Horeca por los cierres de la hostelería. En cuanto a la crisis de la industria del metal, podemos decir como clientes de proveedores del sector que sufrimos los retrasos causados por la crisis de materiales.