Empresa líder en innovación y automatización industrial, con gran experiencia en los procesos de producción estableciendo como base de operaciones la digitalización y la tecnología. 

¿Cómo será la España 5.0?

Imaginemos una España en la que la industria dé un salto económico, social y cultural. En la que la tecnología existente, y la que está por venir, se ponga al servicio de las personas para mejorar el bienestar de los trabajadores y los consumidores. En la que se cree más y mejor empleo y se contribuya a la sostenibilidad de nuestra sociedad. Esta será la España 5.0.

¿Y cómo se puede alcanzar?

Primero, a través de un Pacto de Estado por la industria. Ello permitirá su fortalecimiento, aumentando su competitividad, flexibilidad y eficiencia. Todo ello contribuirá a alcanzar ese porcentaje del 18% del PIB que todos deseamos para que España se convierta en una potencia industrial durante la próxima década. Otra de las claves de esta nueva industria 5.0 es la gestión de los datos a través de su captación y posterior análisis. Gracias a la comunicación inmediata entre las máquinas y la nube o el industrial edge, esa información puede ser analizada por aplicaciones de predicción para anticipar y acelerar la toma de decisiones.

Es la hora, por tanto, de rentabilizar el poder de los datos para beneficio de la producción en nuestras fábricas. Esta comunicación debe de hacerse más sencilla gracias al desarrollo del Wifi6 y el 5G industrial. Este nuevo estándar de comunicación será hasta 100 veces más rápido y su impacto económico en los sectores industriales puede alcanzar el 1% del PIB industrial en 2030.

¿Qué medidas habría que aplicar?

Por resumir esta hoja de ruta, se deben aplicar medidas a corto, medio y largo plazo. A corto plazo, se debe definir una estrategia clara y coordinada y comenzar la transformación digital por los sectores mejor posicionados: como son las energías renovables, la industria alimentaria, la automoción o la fabricación de máquinas y bienes de equipo. A medio plazo, se debe regular el uso y aplicación de algunas de las tecnologías más novedosas para la automatización y monitorización de las fábricas, como es el caso del 5G y la implementación de la ciberseguridad. A largo plazo, la España 5.0 debería basarse en tecnologías vanguardistas que le permitan ser totalmente resiliente y estar preparada para los cambios continuos de los mercados.

¿Y qué impacto tendrá en la industria?

Si se hacen bien los deberes, el impacto de la digitalización en la industria y en las infraestructuras será de 4.500 millones de euros en 2030, lo que llevaría a la industria a tener un peso en el PIB del 18% ya comentado.

¿Cuál es la importancia de los fondos europeos Next Generation en este proceso?

Los fondos europeos Next Generation son una de las herramientas clave en todo este proceso. Se trata del plan más grande jamás financiado por los presupuestos y constituyen una oportunidad sin precedentes.

En Siemens somos conscientes de este escenario y nos hemos puesto manos a la obra para ayudar a España a ser líderes europeos en materia tecnológica en sectores como la alimentación el automóvil y naval, entre otros. En todos estos proyectos aportaremos nuestras tecnologías de vanguardia como son el Gemelo Digital, el Big Data, la Inteligencia Artificial, el Industrial Edge, servicios de ciberseguridad con el objetivo de garantizar la competitividad de estos sectores y afrontar con éxito su futuro.