Empresa, con más de 90 años de experiencia, dedicada al diseño y fabricación de sistemas para la movilidad electrónica busca ofrecer soluciones de movilidad innovadoras y sostenibles para el mercado de vehículos. Hemos estado charlando con Pablo Alarcón, Plan Manager en BorgWarner, que nos cuenta todos los detalles.  

¿Cómo valoran la celebración de una nueva edición de Mindtech?

Nosotros no hemos participado directa­mente con un stand, pero sí que hemos acudido como público, buscando opciones de colaboración y solucio­nes de otras empresas del sector, y nos ha sorprendido el amplísimo catálogo de empresas participantes muy po­tentes y la completa agenda de actividades de alto valor que se organizaron.

¿Qué novedades traerá la ampliación de la fábrica de Viana?  

La ampliación de la fábrica de Viana obedece a la necesidad de albergar una serie de productos resultan­tes de la reducción del número de plantas productivas en Europa, a raíz de la integración de varias de las unidades de negocio de BorgWarner, así como de la adaptación a la nueva realidad del mercado de combustión en Europa que ha sufrido fuertes reducciones en los últimos años. La ampliación está acabada y en pleno funcionamiento. A mayores, otra división de BorgWarner, diferente a la que pertenecen las plantas de Vigo y Viana, ha apostado por invertir en el mismo polígono con la apertura de una nue­va fábrica dedicada a ensamblar motores e inversores para el vehículo eléctrico.

¿Qué planes de crecimiento barajan?  

La apuesta de BorgWarner como corporación pasa por el crecimiento en el mercado del vehículo eléctrico, pero sin abandonar nuestras tecnologías clave en la combustión. En la planta de Vigo, des­pués de un par de años de reducción de ventas ligadas a la reducción del mercado de combustión, hemos sido capaces de capear el temporal gracias a la adquisición de nuevos pro­yectos que nos permiten incluso volver a crecer en el corto plazo hasta máximos históricos. La clave para el futuro pasa por ser capaces de aprovechar este crecimiento para adap­tarnos a las nuevas demandas del mercado, ganando compe­titividad y flexibilidad que nos permita hacernos un hueco en el vehículo eléctrico.

Trabajan por soluciones de movilidad más sosteni­bles ¿Cuáles son sus hitos en este sentido?

Actual­mente estamos desarrollando varios productos nuevos para la refrigeración de baterías y la electrónica de poten­cia que serán básicos en los nuevos vehículos eléctricos e híbridos. Nos encontramos en una fase avanzada de cola­boración con varios fabricantes y esperamos poder tener piezas completamente funcionales y validadas durante los próximos meses.

¿Qué ha hecho BorgWarner para adaptarse a la pandemia?  

Durante la pandemia todos hemos tenido que aprender a trabajar de nuevas maneras, a utilizar nuevas herramientas, a aplicar nuevos protocolos, a colaborar de formas innova­doras. Creo que eso nos ha ayudado a adaptarnos a lo que la sociedad actual nos demanda incrementando aún más la flexibilidad, el teletrabajo y la conciliación entre vida profe­sional y personal.

“Actualmente estamos desarrollando varios productos nuevos para la refrigeración de baterías y la electrónica de potencia”

En cuanto a automoción, ¿qué novedades y tenden­cias han venido para quedarse?

 A nivel de sistemas de propulsión, lo que parece una tendencia clara e imparable es la penetración del vehículo eléctrico en el corto/medio plazo, así como la clara decadencia del Diesel y, en cierta medida, de la gasolina. La cuestión no es si este cambio ocurrirá o no, sino cuándo y cómo de rápido. El otro cambio que se obser­va es que los volúmenes de fabricación que se plantean para los distintos motores son cada vez más reducidos. Esto se irá acusando más en el futuro con la entrada en el mercado euro­peo de nuevos fabricantes y la tendencia de la población cada vez más a no poseer un vehículo en propiedad. Todo esto se traduce en una necesidad todavía mayor de ganar flexibilidad en la fabricación y de reducir costes en un mercado cada vez más competitivo.