La realidad aumentada se consolida en el terreno industrial.

L

La realidad aumentada se consolida en el terreno industrial. Las compañías Rockwell Automation y PTC han presentado la semana pasada la aplicación Vuforia, con la que Ford trabaja ya en sus plantas. Destaca por su sencillez de uso y combina muy diferentes posibilidades (seguridad, mantenimiento, monitorización, …). La solución está disponible en cualquier dispositivo móvil con pantalla, y también puede utilizarse con las gafas Hololens de Microsoft, con las que el usuario tiene mayor libertad de movimientos para chequear tanto elementos como información.

Cabe destacar de esta tecnología la mejora en el ámbito de la seguridad de los trabajadores, ofreciendo en su visor o en la pantalla táctil zonas de seguridad claramente diferenciadas que, en caso de aproximarnos demasiado a la zona roja de peligro, o bien saltará la alarma bien se detendrá la máquina. Se combina también con el mantenimiento de máquinas o robots mediante los sensores instalados en las mismas (detección de errores, gráficos en tiempo real de rendimiento, reparaciones, etc.)

Detectar los errores del motor sin tener que abrirlo

Rockwell Automation nos muestra otro ejemplo con la aplicación -Smart SMG-, en este caso de una fábrica de drones, con la que los operarios pueden detectar los errores antes de que haya que abrir el motor. Nos evita tener que recurrir al manual de instrucciones, ya que la propia aplicación puede indicarnos cómo llevar a cabo todo el proceso, pudiendo seguirlo en pantalla todo el tiempo para evitar la más mínima incidencia.

Estos son solo algunos de los usos que ya permite aplicar la realidad aumentada a la industria conectada, con independencia del sector en el que se trabaje. Todo apunta a que esta tecnología está recorriendo el mismo viaje que en su día hicieron la realidad virtual o la impresión 3D. La realidad aumentada pasa ahora del ámbito educativo y del ocio a la industria. En palabras de Blake Moret, CEO de Rockwell Automation, a elEconomista «este software multiplica las posibilidades». En referencia a las 150 nuevas soluciones presentadas en su feria anual, indica que “[…] la tecnología está desbloqueando nuevos niveles de productividad”.

La reciente alianza entre Rockwell Automation y PTC va a permitir también un mayor desarrollo tanto de estas soluciones de realidad aumentada como de otras tecnologías: PTC ofrece los programable logic controllers (PLC) o autómatas programables, aplicaciones de realidad aumentada, la conectividad y el Internet industrial de las Cosas (IIoT), mientras que Rockwell permite avanzar a las compañías en todo lo relacionado con analytics, MES, automatización, control industrial, sensores y redes. «¿Qué conseguimos cuando conectamos todo?», se pregunta Jim Heppelman, CEO de PTC. «Que podemos monitorizar y controlar cualquier aspecto de la producción para, a partir de ahí, optimizarla, llegar antes al mercado, satisfacer mejor las necesidades de los clientes». Reivindicó igualmente el papel de la formación para los profesionales, que cada vez serán más cualificados. También habló de la «madre naturaleza como inspiradora de muchos diseños, desde la similitud entre las alas de un ave rapaz y de un avión o entre el sistema circulatorio humano y las comunicaciones en una planta industrial».