El cambio en el escenario geopolítico impuesto por la guerra de Rusia en Ucrania ha dado un impulso a nuevos contratos que reforzarán la industria de defensa a nivel internacional. España prevé duplicar los 10.000 millones de € de presupuesto, países como Alemania, Estados Unidos y Francia han dado el primer paso con la previsión de un gasto récord que no se veía desde la 2º Guerra Mundial.

Músculo estratégico

En vistas a mejorar las capacidades de defensa, las principales economías del mundo han ajustado nuevos presupuestos que, en algunos casos, se duplican o triplican. España incrementará en un 1% el PIB su partida presupuestaria, Alemania ha fortalecido sus presupuestos llegando a los 100.000 millones de € y Estado Unidos ha logrado un consenso para destinar 2 billones de €, un incremento de 800.000 millones.

España: a la vanguardia

España se encuentra en una posición estratégica y privilegiada dentro de la industria. Los segmentos naval, terrestre y aeroespacial facturaron 7.000 millones de euros en el 2020, para los siguientes años, se prevé un mejor equipamiento con el impulso del nuevo avión de combate FCAS, en desarrollo junto a otros países de Europa, comprometiendo el gobierno más de 2.500 millones para este proyecto. En paralelo, para 2027, se entregarán las 5 primeras fragatas F-110 que supondrán una bomba de oxígeno para la industria naval y creará más de 3.000 puestos de trabajo de forma directa, a la vez que otros proyectos como el submarino S-80 plus de Navantia coge forma y permitirá a la industria de defensa seguir contando con los sistemas más avanzados.

La justificación de que España sea pionera en la producción de equipamiento de defensa no es ninguna casualidad, cuenta con empresas referentes que le permiten realizar proyectos destacados. Airbus, el gigante aeroespacial, cuenta en el país con sus dos sedes principales de defensa. Urovesa, empresa gallega dedicada a la fabricación de vehículos de combate terrestres, es una referencia en la producción y exportación de camiones todoterreno y VAMTACs. En paralelo, Galicia se está consolidando como Polo Aeroespacial, con gran potencial en vehículos no tripulados, un vector en auge también en la defensa.

Panorama internacional

El resto de países también se han puesto manos a la obra para mejorar sus capacidades tecnológicas y operativas. El impacto de la guerra de Rusia ha hecho que las empresas aeroespaciales y de defensa hayan superado sus cifras debido al mayor gasto militar por parte de los gobiernos occidentales. Estos incrementos se orientar a reforzar sus sistemas de defensa nacionales, aunque también se destinan en parte en paquetes de ayuda militar a Ucrania. Es el caso de Estados Unidos, Reino Unido y otros aliados que han proporcionado ayudas por valor de más de 4.000 millones de € a Ucrania.

¿Qué países son los que más se han reforzado en el año 2021 y 2022?

El cálculo de inversión en defensa del pasado año y lo que va de 2022 deja a la industria en un nuevo paradigma, en donde los desarrollos en la movilidad de carros de combate, drones, buques y fragatas de guerra buscan una nueva dimensión con los más de 2 billones de dólares invertidos globalmente. Estados Unidos encabeza la lista con un 39% del total, los miembros de la OTAN un 20% y el gigante asiático un 14%.  

La industria de defensa se enfrenta a grandes cambios y desarrollos impulsados por las necesidades de los países de cara a conseguir una mejor protección. En este contexto, la cadena de valor de la industria sale beneficiada con nuevos contratos internacionales que han permitido a la industria de defensa reimpulsarse después de años de menores inversiones.