Genesal Energy es una empresa fabricante de grupos electrógenos que cuenta con más de 26 años de experiencia. Desde nuestras instalaciones, situadas en Bergondo, A Coruña (España), exportamos nuestros productos a más de 30 países de 5 continentes. 

Somos pioneros en personalizar grupos electrógenos, pero para obtener los mejores resultados del mercado no basta con saber qué necesita nuestro cliente. La coordinación también es esencial para alcanzar la eficacia. Por eso, cada grupo electrógeno que sale de nuestra fábrica es el resultado de un intenso trabajo en colaboración con el cliente, al que se acompañamos en todo el proceso y desde todos los departamentos

¿Qué novedades llevaron a Mindtech y cuál es su valoración de la feria?

Mindtech es una feria estratégica, pero sobre todo es una iniciativa gallega y nosotros somos de Galicia y estamos en Galicia. Fue un placer participar.

Quienes nos visitaron conocieron de primera nuestro Plan de Transición Ecológica y las tecnologías que transformarán el mundo tal y como lo conocemos. Mostramos tres grupos electrógenos que de una u otra forma reúnen estos cambios que llegan: el Sistema Hybrid Microgeneration, que combina baterías alimentadas por diferentes fuentes renovables; nuestros equipos con motores diésel adaptados a la normativa europea Stage V; y nuestra línea de grupos alimentados por gas. Son tres avances para lograr la neutralidad de emisiones

¿El sector energético asiste a una nueva era?

Desde luego que sí. La energía juega un papel fundamental en todos los ámbitos de la sociedad, pero se fundamenta en un sistema contaminante e insostenible, cuyas consecuencias sobre el cambio climático son ya más que innegables. La única manera de asegurar la disponibilidad de energía a medio y largo plazo es llevando a cabo una transición energética sostenible y justa. Debemos adaptarnos, desarrollando y ejecutando medidas enfocadas a un crecimiento económico sostenible.

La industria 4.0 estuvo muy presente en Mindtech. ¿Lo está en Genesal Energy?

En Genesal Energy la Industria 4.0 tiene nombre propio: Nextfactory. Nos hemos dado seis años -empezamos en 2017- para cumplir unos objetivos técnicos, estratégicos, socioeconómicos y medioambientales priorizando equipo humano, calidad y competitividad. Tras elegir multitud de tecnologías: fabricación aditiva, tipologías de almacenamiento energético, sistemas de robotización… estamos en la quinta anualidad. El siguiente paso será implementar estas tecnologías. 

Fabrican y suministran energía de emergencia para hospitales, instalaciones militares, centrales térmicas, fotovoltaicas… ¿El futuro del mercado son las renovables?

Históricamente las energías renovables utilizan grupos electrógenos, es un requisito técnico, y todos los planes de transición ecológica conceden un enorme peso a las energías renovables.

Es lógico porque una fuente de energía inagotable como la eólica o la solar son el camino para alcanzar las cero emisiones. Pero las renovables tienen el problema de la indisponibilidad o intermitencia (períodos sin viento, falta de radiación solar…) de ahí la necesidad de contar con sistemas de almacenamiento y distribución. Los grupos electrógenos siguen siendo la mejor opción por su alto grado de disponibilidad, por su capacidad de integración y de instalación.

¿Cómo afrontaron la pandemia y cómo es la recuperación?

Nuestro plan de acción se centró en estar más disponibles que nunca. Como empresa esencial no podíamos fallar y no lo hicimos.

Y ahora, que la situación ha mejorado mucho, a nivel general creo que la tensión de precios en las materias primas, si es coyuntural, atacará los márgenes de este ejercicio y si se vuelve estructural ese incremento de costes cada sector lo trasladará a su cadena de valor. En nuestro caso, el desarrollo de productos en favor de la eficiencia energética y la reducción de emisiones son esenciales en la estrategia de la empresa.