Seguramente hayas escuchado hablar de las energías renovables y de la urgencia de su adopción masiva a nivel doméstico y empresarial. Pero, ¿conoces realmente cómo de avanzado está el sector y cuáles son los beneficios que aportan? En este artículo te desvelamos los ingredientes más importantes que hacen de las energías renovables la receta para la sostenibilidad del futuro.

Crecimiento masivo en los últimos años

Cada año, el uso de estas energías es más común y así lo reflejan los datos. En el 2021, a nivel mundial, se han instalado 227GW más de capacidad, lo que supone un aumento del 4,7% respecto a los niveles del año 2020, un año de récord en dónde no solo se ha ampliado este tipo de energías, sino que se han diversificado.

La capacidad energética solar, las baterías de servicios públicos y el electrolizador de hidrógeno son los grandes ganadores. El primero de ellos, por ser el que más crecimiento ha sostenido durante el año 2020 con un 30%; y las dos últimas por su escalada en la cuota de mercado, triplicando su expansión el año pasado.

Que las energías renovables estén ganando el peso que merecen dentro de la industria y del autoconsumo hace que la economía sea más limpia y sostenible. Al tratarse de un bien no escaso, a diferencia de otros, hace que su precio tienda a reducirse a medida que la accesibilidad y el consumo de estas energías aumente. Y el tema de los precios no es baladí, si tenemos en cuenta los picos históricos que estamos experimentando en países como España en los últimos meses.

España líder en energías renovables

El sector de las renovables en España está marcando la línea a seguir a nivel europeo. El 47,6% de la producción eléctrica viene producida por energías renovables, datos que la ponen en la cabeza a nivel global. Siendo la energía eólica la más predominante en nuestro país, produciendo el 23,3% de la electricidad.

El reparto de las energías renovables queda en España de la siguiente forma:

  1. Eólica: 23.3%
  2. Nuclear: 20.8%
  3. Ciclo combinado: 17.7%
  4. Hidráulica: 11.4%
  5. Cogeneración: 10%
  6. Fotovoltaica: 8%
  7. Carbón: 1.9%
  8. Solar térmica: 1.8%

Salvo sorpresa mayúscula, para este año 2022 se espera que las energías renovables y nucleares superen el 70% de cuota de mercado, reduciendo el uso del carbón a un mínimo de entre el 1 y 2%, una cifra prácticamente residual.

Eólica Marina un bien necesario

Los recientes impulsos que ha sufrido la eólica marina son solo buenas noticias para el sector. Galicia será la elegida para poner en marcha un megaparque de eólica marina, que generará 2.180 megavatios, que corresponde al 70% de energía que deberá tener implantada el gobierno para el año 2030.

A nivel global, se espera un crecimiento sostenido de un 16% para este mismo año. La actual crisis energética supone una llamada de atención para acelerar los procesos de crecimiento e implementación, a medida que los viejos sistemas energéticos cada vez son más controlados y problemáticos.

Si la usabilidad de esta energía no ha sido todo lo exponencial que podía haber sido es debido a ciertos inconvenientes como los gastos operativos que conlleva, además de su carencia regulatoria en algunos ámbitos de aplicación.

El reto es ahora armonizar por fin todas esas normas y facilitar el despliegue de energías como estas, que no solo son esenciales para la sostenibilidad de nuestra economía, sino también para el empleo, ya que pueden generar miles de puestos de trabajo y un efecto tractor en toda la cadena de valor.