Con la llegada de la COVID-19, vimos cómo las empresas adaptaron su forma de trabajar para mantener la producción activa incluso desde la distancia. Esos desarrollos en automatización y robótica vinieron para quedarse, mostrando el potente futuro de un sector en plena expansión.  ¡Aquí os traemos las últimas tendencias!

1. Mantenimiento predictivo a distancia

Con la pandemia, y sobre todo en el confinamiento, los softwares de última generación revolucionaron la industria. Tareas que antes eran puramente presenciales como la revisión de las máquinas o los equipos, pudieron hacerse ahora por un técnico de forma remota. Tal es así, que empresas como Coca-Cola ya han puesto en funcionamiento equipos de Inteligencia Artificial para sus procesos de digitalización y producción con el objetivo de alcanzar la excelencia operativa.

Estos sistemas, llamados SCADA, permiten controlar los procesos de producción, evitar posibles fallos en la cadena de valor, calcular tiempos y establecer un correcto uso de los equipos.

2. Hyperautomatización

La hyperautomatización va un paso más allá de la automatización convencional. Busca optimizar aún más los procesos digitales creando una capa unísona de automatización de todos los procesos.

En la última edición de la feria Mindtech, que tuvo lugar el pasado 14 – 16 de septiembre en Vigo, los expertos participantes en el workshop de automatización y robótica se hicieron eco de esta nueva tendencia:

Miguel Ángel Mancheño, líder de conocimiento de operaciones digitales de Everis: “Nadie se encuentra en este grado tan alto de automatización, ya que sería el último paso donde todos los sistemas y equipos se encuentren automatizados, siempre subordinados a una estrategia de negocio y con una red de inteligencia artificial distribuida. Pero estamos en el camino, y es apasionante ver lo rápido que evoluciona”

Según Finanzas de Gartner, en 2024 las organizaciones conseguirán reducir hasta un 30% en costes operativos gracias a la automatización de sus procesos.

3. Robótica colaborativa

Cada vez más, los robots y humanos trabajan en cooperación. Los procesos más repetitivos y rutinarios son realizados por softwares e inteligencia artificial, mientras que el equipo humano se encarga de liderar tareas de una mayor complejidad.

Las cuestiones que avalan la necesidad de esta colaboración son su seguridad, su facilidad de uso, productividad y flexibilidad, tal y como indicó en la feria Mindtech Pablo Fernández, director comercial de industria general en robótica de ABB. Un ejemplo de estos robots colaborativos son los nuevos COBOT GoFa™, que la empresa presentó en el marco de la feria Mindtech.

4. Internet Industrial de las Cosas (IIOT)

Según datos de Oxford Economics, la aplicación del internet industrial de las cosas se convertirá en un gran empuje de la innovación y productividad. Transformará la industria en distintos procesos:

  • Optimización del rendimiento de las máquinas
  • Disminución del número de accidentes
  • Sensórica avanzada para mantenimiento predictivo
  • Control de maquinaria autónoma
  • Logística inteligente

En el IIoT, un reto fundamental para Europa es mantener su competitividad. El Foro Económico Mundial advierte el atraso de los países de Occidente frente al continente asiático, que aglutina la mayoría de empresas innovadoras en el ámbito de la robótica y automatización. La relocalización y producción de componentes clave para reducir la dependencia de Asia será fundamental para atajar crisis como la de los microchips, que la industria sufre en la actualidad.

Todos estas tendencias presentes y futuras determinan la llamada cuarta revolución industrial, que es irrenunciable para toda la industria de cara a mantener su competitividad y marcar la recuperación económica post-covid19.