Hablamos con Antonio Hernández, Director general de Alservi – MAVIVA, empresa dedicada a la prestación de servicios logísticos a medida, especializada en ofrecer soluciones SCM de logística integral y de coordinación de flujos hacia las cadenas de montaje para el sector del automóvil.

¿Qué tal ha sido la participación en esta edición de Mindtech tras la pandemia?

Nuestra primera participación en Mindtech ha sido muy positiva, ya que nos ha permitido dar a conocer la actividad de producción de piezas complejas en aluminio y concretar alianzas para fabricar componentes en aluminio con destino final el sector aeronáutico, que es una actividad objetivo dentro de nuestra unidad de negocio.

Han sido ponentes en el workshop de automatización y robótica de Mindtech. ¿Qué han mostrado y cómo ha sido la acogida?

Hemos aportado nuestro punto de vista como usuario final de soluciones de automación en procesos industriales, tanto logísticos como productivos, así como nuestra experiencia sobre cómo acometer un proceso de digitalización global de toda una compañía haciendo del mismo uno de sus factores diferenciales.

La acogida ha sido muy buena, y especialmente en interno, dentro de nuestra unidad de negocio, por haber mostrado nuestras soluciones en innovación y puesto en valor la importancia que la diversidad y, en concreto, el talento femenino, nos aporta en Alservi-Maviva animando a toda la juventud y en especial a las mujeres a interesarse y decantarse por las profesiones STEM.

¿Qué servicios ofrecen a los componentes de materiales de automoción y qué les diferencia de otras empresas de la competencia?

Disponemos de servicios llave en mano de alto valor añadido en la última milla del sector industrial tales como producción (estampados, mecanizados de precisión, soldadura automatizada) de componentes del bumper/battery pack en aluminio, ensamblaje con entregas en secuencia de módulos de componentes como parachoques, consolas, planchas de a bordo, etc., siendo nuestros factores diferenciales la ingeniería de proceso mediante soluciones y sistemas innovadores desarrollados en interno.

¿Cómo han vivido este período de pandemia y qué cambios han acometido?

A pesar de la caída de volúmenes fabricados, hemos conseguido resistir los impactos económicos y en la cadena de suministro sufridos, gracias tanto a la experiencia de crisis previas como al esfuerzo realizado por todo nuestro personal y nuestros principales colaboradores, tanto a nivel económico como de flexibilidad. La crisis ha reforzado nuestra apuesta por la innovación permanente, así como por la diversificación tanto en clientes/áreas geográficas/productos y sectores.

En cuanto al sector de la automoción, ¿qué cambios consideran que se producirán en los próximos años?

El cambio en los sistemas de propulsión, la aparición del 5G y la aparición de nuevas aplicaciones/interacción del automóvil con señales exteriores, la ‘oligolipolización’ del sector, la continuidad por la mejora de la competitividad, nuevas formas disruptivas de producción y la utilización de nuevos materiales son realidades que estamos viviendo. En general estamos atentos y trabajando en todas las áreas de tendencia para intentar seguir aportando valor a todos nuestros clientes en cualquier dirección en la que el sector pueda evolucionar.

¿Cuáles son los retos a corto plazo y los planes de crecimiento?

Seguir apostando por servicios complejos intentando diversificarnos hacia mercados en los que nuestra experiencia en el sector de automoción pueda aportar valor para mejorar la calidad/eficiencia de los mismos, estando en nuestro punto de mira en estos momentos el sector del retail en el producto de logística especializada y el aeronáutico en el producto de producción de componentes metálicos en aluminio.